Sexualidad Humana

  Estructura anatómico-fisiológica
Anatomìa masculina

La anatomía física del hombre y la mujer determinan aspectos de la relación sexual, respuesta sexual, excitación, procreación, etc.

El aparato genital masculino, a diferencia del femenino, tiene en su mayor parte una disposición externa, fuera del abdomen y fuera de la pelvis.

Forman parte del aparato genital masculino los testículos, que son los órganos donde se forman los espermatozoides; Están dentro de unas bolsas llamadas escrotales (son las que se ven por fuera), tienen vello. El escroto esta formado por piel y músculos que son los que se encargan de acercarlos o alejarlos de la pelvis dependiendo de la temperatura.

El pene es el órgano usado para el coito y para orinar. Está formado por dos cuerpos cavernosos laterales y el cuerpo esponjoso, que es central y a través de él pasa la uretra. Estas tres estructuras son las que al llenarse de sangre durante la excitación producen la erección. La parte anterior del pene se llama glande y la piel que lo recubre se llama prepucio.

En el interior de la pelvis del hombre están las vesículas seminales. Estas, durante la salida de los espermatozoides, aportan un líquido que, junto a los espermatozoides y el líquido de la próstata, forman el semen.

Las vías espermáticas, son las vías de excreción de los espermatozoides y conectan los testículos con el pene. Estos conductos son: Conductos eferentes, Epidídimos y conductos deferentes que desembocan dentro de la pelvis en el conducto eyaculador que desemboca en la uretra antes de que pase por la próstata.

  RETORNAR