Sobre Virus Papiloma Humano (VPH) - Preguntas Frecuentes

¿Qué es el Virus Papiloma Humano?

El Virus Papiloma Humano (VPH) es una infección de transmisión sexual muy frecuente. Existen alrededor de 40 tipos que pueden infectar los genitales, boca y garganta tanto de hombres como de mujeres, pudiendo contraerlo en algún momento de sus vidas. Generalmente no ocasiona síntomas y por eso es casi imposible darse cuenta de que lo tiene.

 
 

¿Cómo podría contraer el Virus Papiloma Humano?

El VPH se transmite a través del contacto piel a piel, con más frecuencia durante las relaciones sexuales orales, vaginales o anales. La mayoría de las personas ni siquiera saben que tienen el virus, ni que se lo están transmitiendo a su pareja. Por eso, no es fácil determinar quién le transmitió el virus o cuándo lo contrajo.

 
 

¿Qué le puede hacer el Virus Papiloma Humano a mi cuerpo?

Algunos tipos de Virus Papiloma Humano pueden ocasionar cambios en el cuello del útero de la mujer, con el paso del tiempo, puede convertirse en cáncer de cuello uterino. También pueden infectar otras partes del cuerpo y causar otros cánceres menos comunes tanto en los hombres como en las mujeres.

Se debe de tener en cuenta que la mayoría de las veces, el sistema inmunológico del cuerpo se defiende de forma natural por un periodo de dos años, antes de que pudiera causar alguna enfermedad. Solo si el virus permanece durante muchos años, es cuando puede ocasionar algún problema de salud.

 
 

¿Por qué es importante la vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH)?

La mayoría de las personas sexualmente activas contraerá el VPH en algún momento de su vida y ni siquiera lo sabrá. La infección con VPH es más frecuente al final de la adolescencia y a comienzos de los veinte años. Es por ello que las vacunas se sugiere aplicarlas antes de iniciar una vida sexual activa con la finalidad de prevenir problemas de salud más grandes como un cáncer.

 
 

¿Cómo funcionan las vacunas contra el Virus Papiloma Humano?

Las vacunas funcionan como otras que protegen contra las infecciones virales. Los investigadores supusieron que los componentes únicos del VPH podrían crear una respuesta de anticuerpos capaz de proteger al cuerpo contra la infección y que estos podrían usarse para formar la base de una vacuna.

Protegen principalmente al causar la producción de anticuerpos que impiden la infección y, por consecuencia, la formación de cambios en las células como por ejemplo en las del cuello uterino.

 
 

¿Quiénes deben vacunarse contra el Virus Papiloma Humano (VPH)?

Se ha comprobado que las vacunas son efectivas solamente si se administran antes de la infección por el Virus Papiloma Humano (VPH), por lo que se recomienda su aplicación antes de que la persona sea sexualmente activa. Es por ello que se recomienda realizar la vacunación en mujeres de 9 a 26 años.

En el caso de los hombres, las vacunas contra el Virus Papiloma Humano (VPH), han demostrado ser altamente efectivas en la prevención de las verrugas genitales. Debe ser usada en varones de 9 a 26 años de edad que no hayan iniciado una vida sexual activa.

 
 

¿Las vacunas contra el VPH son seguras y eficaces?

Las vacunas protegen contra los tipos de VPH que causan el cáncer de cuello uterino. Otras protegen contra los tipos de VPH causantes de las verrugas genitales.

En las mujeres jóvenes que ya han estado expuestas a uno o más tipos de VPH, las vacunas son menos eficaces en la prevención de enfermedades asociadas al virus. Esto se debe a que solo protegen contra el VPH antes de que una persona haya estado expuesta a él.

Existen dos vacunas autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de Norteamérica y fueron aprobadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

 
 

¿Contra qué NO protege la vacuna?

Las vacunas NO protegen contra todos los tipos de Virus Papiloma Humano, entre ellos, un 30% de los cánceres de cuello uterino, por lo que es importante que las mujeres se realicen continuamente sus pruebas periódicas de papanicolaou y las consultas médicas ginecológicas. Asi mismo, las vacunas no protegen ni previenen infecciones de transmisión sexual (ITS).

 
 

¿La vacuna ofrece algún beneficio a las mujeres que son ya sexualmente activas?

Lo ideal sería que las mujeres se vacunaran antes de que comiencen su actividad sexual y estén expuestas al VPH. Las mujeres sexualmente activas también se pueden beneficiar de la vacuna pero quizás en menor escala.

Esto se debe a que ya pueden haber estado expuestas a uno o más de los tipos de VPH contra los que protegen las vacunas. Sin embargo, son pocas las mujeres jóvenes sexualmente activas que están infectadas con todos los tipos de VPH contra los que protege la vacuna; por lo tanto, la mayoría de las mujeres jóvenes todavía se pueden beneficiar con la protección que ofrece la vacuna.

 
 

¿El Virus Papiloma Humano (VPH) afecta a la mujer embarazada y a su bebé?

Las mujeres que están embarazadas, también pueden infectarse con el VPH. Por lo general, no causa problemas, pero en ocasiones aparecen las verrugas genitales, las cuales pueden crecer durante el embarazo y afectar al bebé que podría nacer con una enfermedad llamada papilomatosis respiratoria recurrente. Sin embargo, es poco común.

 
 

¿Se puede administrar la vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH) a mujeres embarazadas?

La vacuna no se recomienda para las mujeres embarazadas, es requerida una mayor investigación sobre el tema.

 
 

¿Por cuánto tiempo protegen las vacunas contra el VPH?

La duración de la inmunidad no se conoce todavía. Se están realizando investigaciones para determinar por cuánto tiempo dura la protección. Los estudios sugieren que es posible que la protección dure más de 4 años, pero no se sabe si la protección durará toda la vida.

 
 

¿Es necesario aplicarse un refuerzo de las vacunas?

Se están realizando estudios para determinar si son necesarias las vacunaciones de refuerzo (dosis complementarias de la vacuna, generalmente menores que las dosis iniciales, que se administran para mantener la inmunidad).

 
 

Deberían vacunarse las mujeres que presentan anomalías en las células del cuello uterino?

Las vacunas parecen ser seguras en mujeres que tienen anomalías en las células del cuello uterino, pero no se espera que estas ayuden a despejar dichas anomalías porque se ha demostrado que las vacunas no tratan la infección ya establecida. Por ello se recomienda hablar con su médico para que le brinde un tratamiento adecuado.

 
 

¿Las niñas y las mujeres deben hacerse una prueba de detección del cáncer de cuello uterino antes de vacunarse contra el Virus Papiloma Humano (VPH)?

No son necesarias las pruebas previas a la vacuna. Sin embargo, es importante que las mujeres sigan realizándose pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, aún después de recibir las 3 inyecciones de cualquiera de las vacunas contra el VPH. La razón es que ninguna de las vacunas protege contra TODOS los tipos de cáncer de cuello uterino.

 
 

Luego de la aplicación de la vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH) ¿es necesario seguir con las pruebas de papanicolaou y los controles con el médico?

Sí. Ya que estas vacunas no protegen contra todos los tipos de VPH que pueden causar cáncer, las pruebas de Papanicolaou como exámenes selectivos de detección de cáncer de cuello uterino siguen siendo esenciales para detectar los cánceres de cuello uterino y los cambios precancerosos. Además, las pruebas de Papanicolaou son especialmente importantes para las mujeres que no han sido vacunadas o que ya tienen la infección de VPH

 
 

¿Qué pruebas detectan el cáncer de cuello uterino?

Estas son:

  • El papanicolaou: también conocida como la prueba PAP o examen de citología, es una manera de examinar las células recolectadas del cuello del útero y de la vagina. Esta prueba puede mostrar la presencia de infección, inflamación, células anormales o cáncer.
  • Colpospocopía: es un procedimiento médico consistente en la observación microscópica de las paredes del cuello uterino, vagina y alrededores. Permite identificar lesiones precancerosas con gran precisión. El colposcopio es una especie de microscopio o lente de aumento que permite visualizar a mayor tamaño la piel, permitiendo detectar lesiones tanto benignas como malignas a nivel del cuello uterino, vagina, vulva, etc.
  • Inspección Visual con Ácido Acético (IVAA): detecta a través de una reacción química, las lesiones precancerosas y cáncer de cuello de útero. Sus ventajas incluyen la simplicidad de la técnica, y la capacidad de proporcionar a las mujeres los resultados inmediatos.
  • Pruebas de VPH: existen dos: la Cobas Test, que simultáneamente detecta 14 tipos de VPH de alto riesgo y proporciona información específica de los tipos 16 y 18, causantes del cáncer de cuello uterino. La citología líquida es una técnica que consiste en que, tras  recoger una muestra del cuello del útero, se introduce en un botecito con líquido conservante. En el laboratorio se filtran las células y se transfieren al microscopio. Su finalidad es hacer más fácil la prueba y repetirla si fuese necesario.
 
 

Me acabo de enterar de que mi pareja tiene el Virus Papiloma Humano (VPH)…

  • ¿Cómo afectará mi salud?
    La mayoría de hombres y mujeres sexualmente activos, contraerán el Virus Papiloma Humano (VPH) en algún momento de su vida. Si bien este virus es común, las enfermedades relacionadas al VPH son mucho menos comunes.

  • ¿Cómo reduzco el riesgo?
    El uso de preservativos pueden reducir la posibilidad de contagio o de padecer enfermedades relacionadas con el virus. Si usted tiene 26 años de edad o menos, puede considerar preguntarle a su médico sobre la vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH).
  • ¿Si tiene verrugas genitales?
    Evite tener relaciones sexuales hasta que hayan desaparecido o eliminado. Por otro lado, se sugiere visitar al médico especialista con la finalidad de evaluar y descartar otras infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • ¿Puede afectar esta condición a la relación de pareja?
    Es importante destacar que el Virus Papiloma Humano (VPH) no debe interpretarse como un signo de infidelidad. Una persona puede tener el virus durante muchos años antes de que se le detecte o le cause algún problema de salud. No hay manera de saber si le contagiaron el VPH o si usted contagió el VPH a su pareja.

 
 

Me acabo de enterar de que tengo verrugas genitales…

  • ¿Cómo nos afecta a mí y a mi pareja?
    Tener verrugas genitales puede ser una situación difícil, pero no es una amenaza para su salud, ya que pueden seguir llevando una vida normal y saludable. Es importante  informar a su pareja sobre su condición y evitar la actividad sexual hasta que hayan desaparecido o eliminado. El buen uso de los preservativos o condones de látex, reduce la probabilidad de contagio.

    Es aconsejable que la pareja se realice exámenes para detectar otras infecciones de transmisión sexual. INPPARES, cuenta con la Unidad de Prevención y Control de ITS, VIH/SIDA (UPCITSS) donde se brinda consulta médica y consejería especializada sobre las infecciones de transmisión sexual, el VIH y Sida.

  • ¿Cómo prevenir?
    Es importante que las parejas hablen de su salud y de los riesgos de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS).

    También es importante reducir el contagio teniendo en cuenta los siguientes criterios:

    • Tener información sobre estas enfermedades y sus consecuencias.
    • Conocer las formas de contagio para evitar ponerlas en práctica.
    • Si tiene relaciones sexuales, debe ser con una persona a quien se conozca, que no esté infectada y con quien se practique la fidelidad mutua.
    • Utilizar correctamente el preservativo o condón de látex (masculino) o el de poliuretano (femenino).
    • Evitar automedicarse.
    • Acudir al médico si sospecha que tiene alguna infección de transmisión sexual, VIH o Sida.
    • Avisar al compañero o compañera sexual de cualquier sospecha de haberse infectado.
RETORNAR