ALTO COSTO DEL TRATAMIENTO ES EL MAYOR OBSTÁCULO PARA QUIENES DESEAN SER PADRES

Mujeres mayores de 35 años que llevan seis meses intentando quedar embarazadas de manera natural y no lo logran, deben acudir a un especialista para descartar alguna patología.    

Al desgaste emocional que significa pasar por un proceso de reproducción artificial, se unen los altos costos que conllevan estos tratamientos lo que supone un importante sacrificio para muchas parejas. Así lo explica el doctor Juan Tupia León, responsable de la Unidad de Fertilidad de INPPARES.

De acuerdo al especialista, los precios de los tratamientos de reproducción asistida varían en función de la técnica empleada y la causa subyacente. Así, los tratamientos de inseminación artificial como la fecundación in vitro (FIV) y  la donación de ovocitos, son encarecidos por el costos de los medicamentos usados.

“No cabe duda de que los altos costos de los tratamientos son uno de los principales obstáculos a los que se deben enfrentar muchas parejas que actualmente se encuentran luchando por ver cumplido su sueño de ser padres, pero un manejo y tratamiento orientados a problemas iniciales facilita dicho acceso”, indica el médico de INPPARES.

Mayores de 35 años

La infertilidad se ha definido clásicamente como la dificultad de concebir después de doce meses de relaciones sexuales regulares y sin protección, pero se promueve que las mujeres mayores de 35 años busquen una evaluación de fertilidad si no pueden concebir después de solo seis meses de intentarlo.

“Hace unos años se consideraba al hombre como la causa del 30% de los problemas y a la mujer como la responsable de las patologías en un 50 a 60%. En la actualidad, el porcentaje es 50 para cada uno”, precisa Tupia.

Causas frecuentes

Los problemas de fertilidad tienen muchas causas y se pueden deber a dificultades en la mujer, en el hombre y/o en ambos. En la mujer, encontramos problemas para ovular como la endometriosis, el síndrome de ovario poliquístico, la edad, las alteraciones del útero por miomas, los pólipos, las sinequias intrauterinas y la obstrucción de las trompas que dificulta el encuentro del óvulo con el espermatozoide.

Por otro lado, el factor masculino es difícil valorar puesto que el espermatograma no siempre refleja la existencia o no de un problema. A diferencia de la mujer, en la cual es frecuente encontrar la causa, la mayoría de los problemas masculinos son de origen desconocido.

“Algunas razones podrían ser: estilo de vida y factores medioambientales como el tabaco, el alcohol y drogas, inadecuada alimentación, sobrepeso, estrés, la exposición crónica a incrementos de temperatura testicular y la exposición a tóxicos que comprometen la calidad del semen”, detalla el especialista de INPPARES.

Tratamientos

Los tratamientos para la infertilidad van desde medicamentos para ovular  hasta la implantación de embriones y técnicas de reproducción asistida. Existen tratamientos específicos para hombres y mujeres y otros que involucran a ambos.

“No solo se usan medicamentos también puede ser necesario realizar cirugías. Si la causa de la infertilidad es una enfermedad en las Trompas de Falopio, la cirugía permite reparar las trompas o eliminar las obstrucciones. La cirugía de la endometriosis mejora las probabilidades de embarazo. Las intervenciones también se practican para extraer fibromas uterinos, pólipos o cicatrices, que pueden afectar la fertilidad”, acota Juan Tupia León, responsable de la Unidad de Fertilidad de INPPARES.

Si los tratamientos no fueran exitosos- añade Tupia- es posible usar los óvulos o el esperma donados por un tercero. “El éxito de un tratamiento depende de la edad de la mujer, los antecedentes de embarazos anteriores y durante cuánto tiempo ha tenido el problema que causa la infertilidad”, finaliza el experto.

INPPARES cuenta en su Sede Central con una completa Unidad de Fertilidad en la que se realizan consultas, diagnósticos, monitoreo de los casos y ciertos tratamientos de fecundidad a precios accesibles.

Lima, 14 de junio del 2019

Deja un comentario